Historia y Entorno

Situado frente al Monasterio de San Pedro de Cardeña. Vinculado a la historia de los orígenes de Castilla, atesorando la memoria del Cid. Cuando en Burgos le cerraron las puertas, el Abad acogió a su mujer y a sus hijas, por eso fue elegido este monasterio para el descanso eterno con Babieca y los suyos.
Entorno privilegiado; que el mismo Lorca en el verano de 1917 recorriendo monasterios burgaleses quedó seducido por el amarillo rojizo de este valle, y muy bien representado en el lienzo por el pintor burgalés Marceliano Santamaría.Desde 1842 los restos del cid y Jimena salieron de Cardeña hacia la Catedral de Burgos donde se encuentra ahora.

Respecto al edificio, la fachada Barroca, con una hornacina donde el Cid en aptitud ecuestre y santiaguina da la bienvenida a los viajeros. Resalta en la iglesia la torre Cidiana del S XI, así como la capilla de Los Héroes. Recinto Barroco y policromado. Desde la sala Capitular se contempla el Claustro, con gran arcada románica de preciosa bicromía provocada al alentar sillares granates y claros.

Como alternativa; tenemos muy cerca de este enclave los Yacimientos de Atapuerca y San Juan de Ortega, incrustados en el Camino de Santiago. Así como la visita de los páramos de Castilla con el fondo de la Sierra de de la Demanda.

El Restaurante está situado en una casa antigua que sirvió de casa para los obreros que servían en el monasterio y de arquitectura popular. Con capacidad para 100 personas, dividido en dos comedores; uno de ellos con chimenea antigua en el que en invierno hace un ambiente muy acogedor, con los leños ardiendo y el olor de la madera.

El Monasterio de San Pedro de Cardeña, en Burgos, es uno de los hitos fundacionales del Camino del Cid.